Los microinjertos y los macroinjertos una vez transcurridos el tiempo, crecerán de forma natural, tal cual el cabello que es, lo que hará posible que el paciente pueda lavar y pintarlo sin extremos cuidado, siempre y cuando haya transcurrido el tiempo adecuado posterior, que suele ser desde las cuatro semanas.